• Despegamos

El poder de la autobservación

Actualizado: may 8

Debemos aprender a observar nuestras propias reacciones si queremos mejorar la relación con nuestros hijos e hijas. En este artículo aprenderás cómo puedes hacerlo en menos de 4 minutos ;)



¿Qué es la AUTOBSERVACIÓN?


Autobservarse es la herramienta básica de un proceso de transformación personal y consiste en ver y analizar la reactividad emocional que aparece en las distintas situaciones de nuestra vida cuando interactuamos con nuestro entorno: nuestr@s hij@s, nuestra pareja, nuestros compañeros de trabajo...


Los acontecimientos que suceden con las personas que nos rodean son neutros, no son ni buenos ni malos, pero algunos de ellos generan en nosotros reacciones negativas espontáneas que son difíciles de gestionar. Hay una cierta tipologia de cosas que cuando nos las dicen o nos las hacen, donde otras personas reaccionarían bien o simplemente no reaccionarían, nosotros lo hacemos mal: Nos enfadamos, nos ponemos tristes, gritamos, nos toca el ego... No es culpa nuestra pero ¿Por qué sucede?. A cada persona le afectan unas cosas distintas, pero existe un motivo de por qué esto es así. También existe una solución y te la explicamos a continuación...



La REACTIVIDAD


Esta reacción negativa, espontánea e inconsciente, a ciertos estímulos neutros del exterior, es lo que llamamos REACTIVIDAD y está asociada a las heridas emocionales de nuestro pasado, normalmente de nuestro nacimiento, infancia y adolescencia.


Cuando un acontecimiento nos traslada inconscientemente a los sucesos que nos hirieron emocionalmente, aparece un dolor insoportable que no podemos controlar. Con el tiempo, nuestra mente ha generado un mecanismo de supervivencia para sobrevivir a ese dolor: LA REACTIVIDAD. Esa reacción negativa es nuestra manera de protegernos ante esas situaciones que nos generan dolor.




El PATRÓN DE CONDUCTA


A base de ir respondiendo de una determinada manera a ciertos estímulos, nos vamos creando un PATRÓN DE CONDUCTA, una manera automatizada de responder. Eso genera que con el paso del tiempo sea muy difícil reaccionar de otra manera distinta.


Dentro de un estado de reactividad negativa podemos reaccionar de dos formas distintas: Explotando (gritando, culpando...) o Implosionando (callando, encerrándonos...). Ambas son inconscientes y negativas.



EL CIRCULO DEL DOLOR INFINITO


Nuestro patrón de conducta nos ESCLAVIZA a reaccionar siempre de la misma manera y hace que revivamos una y otra vez esa herida emocional. Se crea entonces un círculo de dolor e inconsciencia que promueve que estés instaurada o instaurado en un estado de VÍCTIMA permanente donde reina la queja y el bloqueo, en lugar de estar en un estado creador donde pueda reinar la compasión, el empoderamiento y la paz.



LA LEY DEL ESPEJO


A lo largo de nuestra vida se irán repitiendo ocasiones en las que aparecerá esta situación y siempre nos encontraremos ante la oportunidad de poner consciencia para poder detectar y sanar esa herida y poder reaccionar de forma distinta.


Si no lo conseguimos por nosotr@s mism@s, aparecerán nuestras parejas

y ,sobre todo, nuestros hij@s para ayudarnos a través de la "ley del espejo"


Según esta ley, la relación que mantenemos con nuestros hijos e incluso en esos rasgos de su propia identidad y de su comportamiento que nos alteran o nos molestan, podremos ver reflejadas nuestras propias heridas emocionales. Pues nuestr@s hij@s las habrán heredado y nos las reflejarán siempre que no las hayamos sanado con anterioridad.


Por eso mismo, nuestr@s hij@s y nuestras parejas serán siempre la mejor oportunidad para que nosotr@s mism@s podamos detectar y sanar nuestras heridas. Siempre que seamos capaces de tomar consciencia de ello, claro. Si no lo hacemos, también se pueden convertir en nuestro peor problema.



¿CÓMO LO RESOLVEMOS?


La única manera de romper el círculo del dolor infinito y de poder eliminar esas malas reacciones y de mejorar las relaciones con mi entorno y conmigo mismo pasa por el poder de la AUTOBSERVACIÓN.


Para conseguir hacer la autobservación, tienes que conseguir frenar la reactividad de explotar o implosionar y estar presente para no realizar el viaje al pasado en busca del dolor y el victimismo. Nos quedamos aquí, en el presente y lo vivimos como adultos sanos. Se trata de darnos cuenta de que estamos reaccionando desde el dolor de esa herida o que estamos a punto de hacerlo para poder bloquear esa reacción y relajarnos.


"Una madre o un padre consciente RESPONDE,

una madre o un padre inconsciente REACCIONA"


Recuerda que la reactividad la decides tú. Puedes reaccionar desde el MIEDO o desde el AMOR. Cada opción generará unos resultados distintos.


Para poder reaccionar desde el amor tenemos que, respirar, calmarnos, no hacer el viaje al pasado, mantenernos en el presente y verlo todo desde el observador paciente, adulto y compasivo con nosotr@s mism@s y con nuestr@s hij@s. Nunca criminalizar a nuestros espejos, nuestr@s hij@s y parejas, en realidad nos están haciendo un favor. Debemos mirarlos desde el principio de la inocencia.


De esta forma conseguiremos sanar nosotr@s y que, inmediatamente, nuestr@s hij@s también puedan hacerlo.


PADRE SANO = HIJO SANO


Si te ha interesado este artículo, puedes ver el vídeo completo en nuestro canal de Youtube donde te explicamos más detenidamente qué es y cómo se practica el poder de la autobservación:



© 2016 DESPEGAMOS - Centro de Acompañamiento Escolar y Familiar

Aviso Legal - Política de Cookies - Política de Privacidad

  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono de YouTube

Calle Canalejas nº 57

 601704149 (de 16.00 a 21.00)

info@despegamos.school