google-site-verification=m-3I40jw2SsdJ_PDhFwKMjQoa58ls4Lvg8hXUBTy3_4

Descubre cómo elegir la mejor academia de clases particulares para tu hijo/a

Actualizado: 11 de nov de 2020

7 consejos que te ayudarán a escoger la mejor academia de clases particulares.



Si por cualquier motivo tu hijo/a tiene problemas con los estudios lo más probable es que busques opciones para ayudarle y que pueda volver a coger el ritmo de sus compañeros de clase lo antes posible. Si se trata de una asignatura concreta o algo temporal, un profesor particular en casa o la ayuda de los padres puede ser suficiente, pero cuando vemos que el problema se alarga y no se resuelve, lo más recomendable es buscar ayuda profesional en una academia de clases particulares. En una academia podrán valorar de manera integral cuál es la causa exacta que está perjudicando el buen rendimiento del estudiante y tendrán a los profesionales adecuados para resolverlo de la mejor manera posible. Pero ¿Qué tengo que tener en cuenta a la hora de elegir la mejor academia de clases particulares para mi hijo/a? En este post te damos los 7 consejos básicos para que tu elección sea todo un éxito.



Los 7 consejos para elegir la mejor academia de clases particulares para tu hijo/a:


1) Personalización de los ejercicios


Es importante que nos aseguremos de que nuestro/a hijo/a no irá solo a la academia para "hacer los deberes" o para recibir clases magistrales en las que el profesor explica lo mismo para todos haciendo una réplica del colegio. Lo ideal será que, aunque esté en grupo, el profesor conozca sus dificultades concretas y le programe y corrija ejercicios de forma individual. Así aprovechará mucho más el tiempo, podrá resolver sus dudas particulares y eliminará posibles lagunas académicas para volver a ponerse al mismo ritmo de los demás y seguir las clases del colegio o del instituto con normalidad.



2) Equipo de profesores especializado y multidisciplinar


Uno de los beneficios de acudir a una academia es que suelen contar con un equipo de profesores especializados en ciencias, en letras o incluso en asignaturas concretas. Esto permite que cuando el alumno tiene una duda siempre tenga a disposición a un profesional de esa materia para poder resolverlo al momento y de la mejor manera. Cuando en lugar de acudir a una academia optamos por resolverlo los padres o por tener un profesor particular en casa es muy recurrente que tengamos que repasar el material antes de dar la clase o en el mismo momento, porque cómo es lógico, no puede o no podemos saberlo todo, pero eso acaba perjudicando a nuestro hijo/a, que quizás no obtendrá la mejor respuesta posible a sus dudas. Debemos asegurarnos entonces de que la academia que elijamos cuente con estos profesores especializados por ramas o por materias.



3) Número de alumnos por profesor


En las academias no suelen hacerse clases individuales. Los alumnos suelen estar en grupo. Eso es normal y no tiene por qué ser negativo, de hecho, puede ayudar en muchos casos al alumno a motivarse o a tomar ejemplos positivos a partir de la interacción con otros niños o jóvenes de su edad que se encontraban en su misma situación pero que ya han conseguido mejorar.

El problema aparece cuando estos grupos son demasiado grandes y los profesores no pueden prestar a nuestro/a hijo/a la atención que necesita. Según nuestra experiencia, deberíamos buscar academias que tengan grupos con un máximo de 10 alumnos por profesor. Un grupo de 14 o 15 alumnos ya sería demasiado para un solo profesor.



4) Control de la evolución del alumno


En la mayoría de las academias los profesores no solo se dedican a dar clases o a resolver dudas de los alumnos, sino que realizan un seguimiento y un control de las notas para valorar la evolución y determinar si tienen que dar más o menos horas de cada una de las asignaturas a trabajar. Además de eso, en las mejores academias, también establecen planes de mejora individualizados en los que marcan objetivos relacionados con las técnicas o los hábitos de estudio de cada alumno para conseguir cambios y mejoras a largo plazo. Conseguir que tu hijo/a estudie las horas necesarias en casa o que use la agenda son algunos de los elementos que le ayudarán a ser autónomo/a y a resolver sus problemas académicos de forma definitiva. Este es un dato importante a la hora de elegir academia.



5) Comunicación con la familia


Uno de los principales problemas de algunas familias en relación a la educación de su hijo/a es que este/a no les cuenta nada y que tampoco reciben información adecuada ni del colegio ni de la academia de clases particulares. Se sienten perdidos y perciben que no tienen el control sobre la situación. Luego aparecen malos resultados y la sorpresa puede ser mayúscula. Por eso mismo, también será importante que nos aseguremos, a la hora de elegir una academia, que esta nos garantiza un contacto regular y de calidad en relación a la situación y a la evolución de nuestro hijo/a. De esta forma sabremos en todo momento si es necesario hacer cambios y cuál es el objetivo concreto en el que está trabajando nuestro hijo/a.



6) Instalaciones adecuadas


Tenemos que pensar que es probable que nuestro/a hijo/a pase muchas horas a lo largo del curso en la academia. Por eso será importante que el mobiliario sea el adecuado: Que haya suficiente espacio, que las sillas y las mesas sean cómodas, que tenga suficiente luz... Incluso también es muy recomendable que la clase sea agradable y bonita. A todos/as nos gusta estar en lugares agradables y no es lo mismo un mobiliario renovado y con gusto que un pupitre antiguo, desgastado e incómodo. Una buena "pedagogía del espacio" puede ayudar a los alumnos a relajarse y a estar más concentrados y motivados. Será ideal si podemos pedir ver las clases antes de inscribirnos para poder valorar todos estos aspectos antes de tomar nuestra decisión.



7) Educación Emocional


La mayoría de las veces los problemas académicos de nuestro hijo/a no tienen nada que ver con problemas de comprensión o con habilidades para el estudio, sino más bien con problemas como la falta de motivación o de autoestima, que hacen que no tenga ganas de estudiar o que "crea" que no puede hacerlo y sienta una presión que lo bloquea. También puede que tenga problemas de comportamiento o falta de autonomía por distintos motivos... En estos casos, las clases extras de matemáticas o de lengua que pueda dar no resolverán el problema. Para poder resolverlo, algunas academias también tienen psicólogos o profesionales del ámbito emocional que trabajan estos aspectos. Si tu hijo/a se encuentra en esta situación, lo mejor será que acudas a una academia que combine las clases particulares con un trabajo en educación emocional para poder resolver el problema lo antes posible y que no se eternice. Puedes ver un ejemplo de cómo trabajamos la educación emocional en la Academia Despegamos en este enlace: Educación Emocional.


Quizás hay otros aspectos a tener en cuenta que te puedan venir a la mente y estaremos encantado de que los compartas con nosotros y con todos los lectores a través de los comentarios de este artículo. Del mismo modo que si no estás de acuerdo con alguno de los conejos o consideras que sería interesante aportar más información al respecto.


Por último, antes de acabar, nos gustaría apuntar que también deberemos tener en cuenta elementos como el precio de la academia o su ubicación, si la tenemos más o menos lejos de casa o cómo se trasladará nuestro hijo/a hasta allí, pero estos elementos ya dependerán más de nuestro presupuesto o de dónde vivimos. No los hemos incluido dentro de los 7 consejos porque no son elementos que incidan en la calidad de la academia, aunque obviamente condicionarán nuestra decisión.




Daniel Olivares Garriga

Cofundador de la Academia Despegamos

Entradas Recientes

Ver todo

© 2016 - ACADEMIA DESPEGAMOS

Aviso Legal - Política de Cookies - Política de Privacidad

  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono de YouTube

Academia Despegamos

Paseo Canalejas, 57 39004 Santander

 601704149