• Despegamos

La ley del espejo y la mejora de nuestros hijos

Entender que nuestro entorno nos hace de espejo nos permitirá tomar conciencia de nuestros retos vitales y de nuestras posibilidades de mejora personal.



Este articulo forma parte del CURSO GRATUITO DE CRECIMIENTO FAMILIAR donde ya hemos hablado de El Poder de la Autobservación (En este artículo) y de Aprender a Estar Presente (En este otro artículo).


Hoy hablaremos de "La ley del espejo" y de cómo esta ley afecta a nuestras relaciones con nuestros hijos.


"Las cosas que nos molestan de los demás nos dicen más sobre nosotros mismos que sobre los demás"



¿Qué es la ley del espejo?


Según Yoshinori Noguchi, coach japonés y autor de esta reconocida teoría, todo lo que sucede en nuestro entorno exterior es un reflejo de nuestro estado interior. Tomar conciencia de esta afirmación nos permitirá entender muchas de las cosas que nos suceden para poder resolverlas y mejorar nuestro bienestar emocional y familiar.


Además, este hecho nos ofrece una gran oportunidad... Si lo que sucede en nuestro exterior depende de nosotros, quiere decir que, si cambiamos nosotros, también cambiará automáticamente el comportamiento de nuestros familiares y compañeros. ¡Tenemos el poder de cambiar a los demás a través de nuestro propio cambio!


¿Por qué te contamos esto?


Todas las personas tenemos retos vitales que debemos superar. La mayoría de ellos son heridas emocionales o bloqueos que adquirimos en los primeros años de nuestra infancia o nuestra adolescencia. A través del crecimiento personal, podemos superar estos retos vitales que nos amargan la vida y complican nuestras relaciones. Pero si no los superamos, irán apareciendo una y otra vez. De hecho, si no los superamos y tenemos hijos, estos los heredarán de algún modo y producirán situaciones en las que nos obligarán, más que nunca, a enfrentarnos a estos retos. ¡Ahí está la clave! El mal comportamiento de nuestros hijos aparece para que tomemos conciencia de una vez por todas que debemos tomar las riendas de nuestras vidas y superar nuestras heridas emocionales. Solo de esta forma podrá cambiar la actitud de nuestros hijos. Por eso te lo contamos. Porque todo lo que quieres cambiar de tus hijos, y también de tu pareja, depende de tu propio cambio. Y eso es una muy buena noticia.


¿Y cómo funciona todo esto?


Para entender cómo funciona "La Ley del espejo", lo mejor es que pongamos un ejemplo:


Una vez vino a nuestra academia familiar una madre que se quejaba de que su hijo no hacia las tareas del instituto. Ella buscaba que le diéramos unas clases de técnicas de estudio para que su hijo "entendiera" lo que tenía que hacer y mejorara su actitud y sus notas.

Hablando con el niño, él nos comentó en algún momento que le gustaría poder pasar más tiempo con su madre. Luego, analizando la situación y sus historias de vida, apareció una "herida emocional" que tenía la madre con relación a la necesidad de "estar ocupada". Resulta que cuando la madre era pequeña, en su casa se producían muchas discusiones. Ella, para evitar ese dolor, intentaba estar fuera de casa todo el tiempo posible y para ello se apuntaba a todas las actividades académicas y deportivas que fuera posible, iba a la biblioteca a estudiar, a clases extraescolares... lo que fuera con tal de ausentarse de esas discusiones. Eso la ayudó a no tener que pasar tanto tiempo entre gritos y situaciones negativas y, de paso, a sacar muy buenas notas, pero la ató a una manera de vivir muy estresante y, sobre todo, en la que evitaba "los momentos en familia". Cuando la madre fue mayor, su trabajo y sus actividades, siguiendo con su lógica de "protección para evitar el dolor", también le ocupaban mucho tiempo. Ella ya no necesitaba evitar el tiempo en familia para protegerse del dolor, pero su dinámica de vida ya era esa y no lo podía evitar a no ser que tomara conciencia de ello. Y ahora, en lugar de ser una solución, le estaba provocando problemas.

El niño le estaba haciendo de espejo contraponiendo su "exceso de actividad" con la actitud contraria: "no querer hacer nada". La madre podría haber seguido viviendo con exceso de actividad y estrés, pero el comportamiento de su hijo la estaba obligando a darse cuenta de que algo tenía que cambiar.

Lo único que tuvo que suceder en la familia para que el niño mejorara su actitud y finalmente sus notas, fue que la madre tomara conciencia de toda su historia, de su herida emocional, de sus miedos y de sus acciones. Luego buscamos pequeños cambios en la organización de las tareas y los horarios en casa para que la madre pudiera superar ese reto vital y para que pudiera pasar un tiempo cada día con su hijo. Todo mejoró enseguida.


Este ejemplo nos muestra claramente dos cosas. Que una de las funciones de nuestros hijos es hacernos de espejos para que resolvamos esos retos vitales pendientes, y que el su cambio dependerá de nuestro cambio.


"El cambio de nuestros hijos depende de nosotros"


¿Quieres iniciar un proceso de crecimiento personal o familiar?


Lógicamente, la mayoría de las familias acuden a nuestra academia con la idea de que sus hijos hagan clases particulares o sesiones de técnicas de estudio. También las hacemos. Pero la mejora real de los niños y niñas aparece cuando las familias están dispuestas a realizar un proceso de crecimiento personal y familiar.


Por si estás interesada/o en tener más información sobre este método, te dejamos un enlace al espacio de terapia familiar de nuestra web:


+ INFO SOBRE TERAPIA FAMILIAR


Además, si te ha gustado el artículo y quieres saber más cosas sobre LA LEY DEL ESPEJO y sobre el CRECIMIENTO PERSONAL en general, puedes ver el vídeo de mi compañero Marc Rojo que, junto con dos madres de Despegamos, lo explican perfectamente en nuestro canal de Youtube. (Te dejo el enlace al final del post)


Además, también te invito a compartir en los comentarios si este artículo te ha sido útil o si ya has detectado cómo tu hijo o tu pareja te hacen de espejo. También puedes comentar si algo no te ha gustado...


Muchas gracias por estar con nosotros y feliz día ;)


Daniel Olivares

CEO en Despegamos

Acompañamiento Escolar y Familiar



Aquí tienes el vídeo de Marc y las dos madres que te he comentado antes:




© 2016 DESPEGAMOS - Centro de Acompañamiento Escolar y Familiar

Aviso Legal - Política de Cookies - Política de Privacidad

  • Blanco Icono de Instagram
  • Blanco Icono de YouTube

Calle Canalejas nº 57

 601704149 (de 16.00 a 21.00)

info@despegamos.school